La porcelana va a consistir en moldear y hornear la terracota

| Sin categoría |

Existen profesiones que se están olvidando en el mundo occidental, es raro conocer trabajadores que utilicen el barro, el níquel o incluso la corteza que recubre al alcornoque sin adicionar con otros integrantes que van a modificar su estructura congénita.

Hablaremos sobre el oficio de utilizar el fango con el objetivo de realizar collares que tienen detalles muy bonitos. Y sin duda con la cerámica valoramos la sabiduría de un país, su poder adquisitivo, su elegancia y naturalmente las redes comerciales que mantiene con otras ciudades.

La cerámica es una sustancia que carece de átomos de carbono y sus características serán la dureza y sin duda su aguante ante el calor, el viento e incluso el h2 o. Los individuos que vivían en el planeta hace siglos no ignoraban sus cualidades y por tanto usaban la greda para poder fabricar las cazuelas. Y además la arcilla no conduce la energía y por supuesto no varia su estado cuando entra en contacto con productos químicos.

La porcelana va a consistir en moldear y hornear la terracota poniendo adornos seguidamente el collar.

En los países del norte de áfrica todavía mantienen métodos antiguos. Para comenzar remueven el fango con agua y luego le dan forma al objeto que les apetece. El decorado de la cerámica del Rif mezcla la caligrafía egipcia con diseños que tienen que ver con la naturaleza y también detalles simétricos sin perder la sobriedad. En los talleres de Sudán de momento se utiliza la arcilla con mucha humedad y luego tiene que secarse al sol dos días. Después de secarse se parte en trocitos que se sumergen en agua y se pule la masa.

Al hacer los collares de El Taller de Pati, los artistas demuestran su maña e inventiva. Estas creaciones pasan por un proceso de cocción con objeto de que se solidifiquen. Los instrumentos para el secado no son todos iguales, en Trípoli son triangulares y se dividen en dos partes, la zona que caldea el combustible y la parte en donde se introducen los objetos. En la cámara se amontonan las ánforas durante seis horas y media alcanzando los 800 grados, se deben meter los cántaros con cuidado puesto que es fundamental que se calienten por todas partes.

El esmaltado y por supuesto el colorido diremos que son fundamentales para poder saber de que sitio procede el cántaro, debido a que hay prácticas implantadas que se siguen llevando a cabo en la actualidad y obviamente diferencian unas jarrras de otras.

En argel tras hornear la vasija se usa un esmalte blanco y después se barniza con amarillento o añil y naturalmente se vuelve a hornear.

Los gobiernos tendrían que promocionar este trabajo con el fin de que siga adelante ya que en realidad es un oficio que ha pasado de generación en generación y que tiene salida comercial hoy día.

Las personas tratan de encontrar presentes sorprendentes y por supuesto una buena alternativa será personalizar un collar usando los tonos que queramos o incluso ponerle algún epígrafe.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn