El recubrimiento junto con la tonalidad son esenciales

| Sin categoría |

Hay empleos que van desapareciendo en la sociedad occidental, en realidad es difícil que haya profesionales que empleen la arcilla, el metal o también la corteza de alcornoque no incorporando ciertos ingredientes que podrán variar su estructura congénita.

Vamos a hablar de la facultad de emplear la arcilla para lograr realizar cazuelas que tienen decoraciones maravillosas. Y sin duda a través de la artesanía valoramos el talento de una ciudad de eltallerdepati, su poder adquisitivo, su refinamiento y además la actividad comercial que mantiene con otros pueblos.

La arcilla es una materia inorgánica y sus propiedades son realmente la consistencia y además su firmeza frente a el calor, el fresco e incluso el h2 o. Los seres humanos que habitaban en el planeta hace siglos no ignoraban sus cualidades y por tanto manejaban el lodo a la hora de hacer los cántaros. E incluso la terracota en ningún momento propaga la corriente y por supuesto no se altera con constituyentes químicos.

La orfebrería se basa en moldear y cocer el barro decorando posteriormente la vasija.

En Argelia aún siguen con procesos tradicionales. Primeramente remueven el lodo con agua y después moldean la pieza que les gusta. La decoración de la cerámica del Rif junta la caligrafía marroquí con diseños que tienen que ver con la naturaleza y también elementos simétricos sin perder la sobriedad. En los talleres de El norte de áfrica actualmente se trae de un lugar a otro el barro con mucha agua y después se pone la pieza al sol durante 65 horas. Después de haber estado al sol se fragmenta en partes muy pequeñas que se sumergen en agua y se pule la masa.

Al hacer los collares, los profesionales muestran su habilidad e imaginación. Las ollas se tienen que meter en el horno posteriormente con objeto de que se consoliden. Los instrumentos que producen calor son diferentes, en Jartum son triangulares y se dividen en dos partes, la zona que calienta la bencina y el espacio en donde se introducen los jarros. En esta cámara suelen estar apiladas las vasijas unas 6,5 horas llegando a alcanzar temperaturas muy elevadas, hay que colocar las cazuelas con precaución ya que tiene que darle el calor por todas partes.

El recubrimiento junto con la tonalidad son esenciales a la hora de apreciar de que parte es el jarrón, puesto que encontraremos costumbres instauradas que siguen ahí y diferencian unas jarrras de otras.

En tripolí tras hornear el objeto se utiliza un esmaltado blanquecino y después se barniza con amarillento o incluso añil y naturalmente se cuece de nuevo.

Las administraciones públicas deben apoyar este oficio de manera que no se pueda extinguir dado que es una tradición muy antigüa y además se sigue teniendo en consideración en la actualidad.

Las mujeres y los hombres quieren hacer regalos originales y una buena elección es personalizar un jarrón usando las tonalidades que sean de nuestro agrado y por supuesto agregarle un nombre.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn