La valía de una pulsera es fruto del tiempo

| Sin categoría |

En la mayor parte de las urbes, las pulseras, gargantillas, sortijas, exclavas, etc. han gozado de un papel importante. Los minerales aparte de el oro, la plata, el platino que se extraían de los yacimientos representaban a la alta sociedad, eran símbolo de refinamiento, y además se usaban como ornamentación o como objeto cargado de poderes mágicos.

De todas formas la valía de una gargantilla, una sortija o una pulsera es fruto del tiempo que se emplea en su elaboración.

Verdaderamente el valor que existe en un brazalete, una gargantilla, un collar, una alianza, etc. no solo es el precio de su fabricación o su creatividad, el distintivo o el buen hacer de los gemólogos, ya que lo que tiene más importancia es que con una pieza de jade, azabache, amatista, aguamarina, ágata o turquesa nos interesa mostrar el amor que sentimos por nuestra hija, hijo, padre, madre, abuela, abuelo, etc..

Las compañías más apreciadas apuestan por la originalidad, empleando elementos marinos.

Los minerales más cotizados y peculiares por su pureza serán los más demandados para hacer gargantillas, sortijas, aretes, brazaletes, etc., como pueden ser aguamarina, jáde, ágata, coral, azabache o el oro.

Hoy en día vemos joyas hechas con materiales muy diferentes, las pulseras de plata personalizadas que llevan esmeraldas, rubíes, amatista, cuarzo, diamantes, etc. e incluso las exclavas de oro de 24 K están de última moda. E inclusive los fabricantes de alhajas han empezado a usar raso, terciopelo, seda o encajes de cara a crear piezas de joyería.

Está de última moda el estilo tribal y bohemio en collares maxi, sortijas que parecen mariposas, caballos, pulpos, pájaros, etc., en varias tonalidades como el azul, el colorado y el plata e incluso muy voluminosos. Los aretes, gargantillas, pulseras, etc. que parecen de la antigüa realeza y con motivos florales se van a ver bastante.

Al comprar una gargantilla, un collar, un anillo o una pulsera nos agrada que tenga algo especial. Las señoritas indiscutiblemente se ven más guapas y por supuesto las llevan con sus ropas y botas, manoletinas, peep toes, zuecos, etc..

Para los varones no hay tanta variedad a pesar de que hay cada vez más hombres que llevan piezas de joyería.

Es importante consultar en una joyería de confianza antes de comprar unas pulseras personalizadas, una alianza, un colgante, unos aretes, etc. y naturalmente mire en las tiendas de internet pues seguro que ve precios más bajos. Además tenga presente que en su comercio o via online le pueden grabar el nombre de su hijo, hija, esposo, esposa, abuelo, abuela, madre o padre en un anillo, unos gemelos, unos aretes, un collar, una pulsera, etc..

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn